putaditas

Inoportunidades

No debería, porque en teoría me han traido para aprender nosequé historias de InDesign. Pero con la trayectoria de cursos que tienen en mi empresa, saldré de aquí sabiendo lo mismo que cuando entré. Sé lo que me digo. Pero no me aguanto. Porque este cochino compromiso me impide estar en el día más importante en la vida de un colega, y no señora, no es el de su divorcio, sino su boda. La ilusión de compartir con él (y su novia) y un puñado de buenos amigos esta fecha se ha ido al traste por esas inoportunidades que nos regala el destino de tanto en tanto. No estar presente no me impide desearle no ya lo mejor, sino lo siguiente. Y que viva, si es capaz, todavía mejor que hasta ahora. 

Vuelvo a mi modo diseño. Qué cruz.

Anuncios