¿Ha dicho ópera?

No, no se ha equivocado de sitio. Si ha aterrizado en este caos de blog, donde casi nada tiene pies ni cabeza, procedente de algún lugar donde hablaban de música, no se prepcupe. Aunque Dean Martin nunca hubiera cantado ópera en su vida, aquí de vez en cuando contamos algunas cosas del género, que no pretenden ser científicas ni sesudas, sino más bien descriptivas de estados de ánimo y pulsiones del momento.

En todo caso, si con buen criterio decide esquivar los trastornos narrativos del dueño de la bitácora y centrarse exclusivamente en lo relativo al más bello arte de cuantos existen, le recomiendo que clique en la etiqueta de “opera” a la derecha de la pantalla principal, lo que le ahorrará el pesado deambular por miserias, penas, alegrías, libros mal leídos y noches peor vividas. No se preocupe, no se lo contaremos a nadie. Su secreto está a salvo con la señora y con un servidor.

Si quiere ir directamente, aquí le dejamos el atajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s