Contemplar

No me apetece últimamente casi nada. Me encuentro perezoso incluso para coger el avión y buscar esas inyecciones de felicidad que encuentro cuando se alza un telón. Pero tengo una certeza. En lo que sí consumiría el tiempo es en sentarme en la Riva degli Schiavoni y contemplar este paisaje. Horas, horas y horas… Me recordaría que para disfrutar de la belleza es necesario estar vivo. A veces nos lo tienen que recordar, señora.

20140410-133706.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s