También de día

Hay cosas que ver por el balneario. Incluso con la luz encendida. Y da gusto encontrarse con estas vistas cuando uno le da unas pedaladas a la bici. Porque créame, señora, no hemos cejado en el empeño de ponernos estupendos haciendo deporte. Sin pasarse, que quede claro.

20130809-230157.jpg
Transmite una paz inmensa rodar por aquí. Casi que duelen menos las piernas. La sed es la misma después. Sé que no cuento nada interesante estos días. Tampoco lo pretendo. Me parece más interesante callar y enseñarle, señora, los dominios estivales. Sepa que aquí me gustaría jubilarme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s