Viñetas

Hay algo que me impele a ponerme hoy del lado de “El Jueves”, la revista que como todo el mundo sabe se publica los miércoles. Lo hay porque comparto la irrefrenable viscera de rebelarme cuando se me prohíbe decir algo por cuestiones religiosas. Ni siquiera por cuestiones políticas. Y todavía más cuando el tema tabú en cuestión no puede ser referido si no es para la alabanza. Independientemente de que tengan más o menos gracia (y la portada de los supuestos profetas la tiene), son un sano ejercicio del derecho a la libertad de expresión sobre el que se ha construido Europa durante los últimos cien años, el mismo al que se le intenta poner sordina para no enfadar a los ayatolás del turbante.

Si me pongo buenista en plan Alianza de Civilizaciones, diría que las sociedades deben respetarse, mirarse con sonrisitas cómplices, darse la manita y trotar por las verdes praderas del entendimiento y la paz. Pero como no me sale el día ñoño, lo que me preocupa es que tengamos miedo de Oriente, de los regímenes autoritarios que se revisten con piel de democracia, de que a nuestras libertades se las replique con violencia. Me preocupa que culturas medievales todavía existan en el planeta. Y me preocupa que antepongan credos a derechos esenciales como la opinión, la religión o la expresión.

Ya sé que aquí tenemos suficiente con nuestra crisis y con la tristeza de Cristiano Ronaldo. Pero creo que como sociedad que tiene presente qué era carecer de libertades hace no mucho y lo que significa recuperarlas, deberíamos hacer alguna reflexión y pensar que El Jueves hace más por ellas que el Ministerio de Exteriores cuando aumenta la seguridad en las embajadas.

Enlazo con un interesante artículo de Lluis Bassets hoy en El País.

3 comments

  1. Yo estoy con usted. A los profetas hay que ponerles una cara. Si quiera para reconocerlos cuando se te presentan. Todas esas apariciones de la virgen, en nuestras montañas y valles, nos muestran una jeta. Pues eso. Yo quiero saber, cuando se me manifieste el profeta (y se me manifestará, una noche de estas), a quién tengo que abrazar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s