Parasiempre

Ando instalado en una rotonda, dándole vueltas a la vida sin encontrar una salida que me agrade del todo. He llegado aquí a través de una calle que, sin embargo, no puedo volver a transitar porque la autoridad competente ha instalado un disco de dirección prohibida. Para ser sinceros, la decisión de coger el coche y plantarme en este círculo vicioso fue mía y solamente mía, de la que no me arrepiento. Pero uno siempre alberga la opción de aparcar y volver a su casa, a sabiendas de que este momento y los más inmediatos exigen volar por libre. Y de que esa misma autoridad que ha cerrado una calle levante la suspensión en un futuro. Porque como cantaban los Héroes del Silencio hace ya unos años, “para siempre me parece mucho tiempo”.

Disfrutemos la espera. Vivamos el momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s