Tótems

Siempre que uno se enfrenta a un título universal, le recorre el cuerpo una sensación de inquietud, de profundo respeto ante la tarea que queda por delante. Acometo hoy mi tantas veces retrasada cita con Víctor Hugo y su ejército de miserables. La famélica legión aguarda. Por delante, mil páginas de puro placer como lector. Yo no he buscado este momento con el libro, sino que él se me ha aparecido como la única lectura posible. Con la cabeza necesitada de miserias ajenas, vamos a conocer a Fantine y Jean Valjean.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s