¿Y si yo le pago?

– Oiga, nos gustaría que usté presentara la gala de Navidad en nuestro canal de televisión.

– Bajo ningún concepto, señor. Su cadena ha estado insultándome, difamándome, calumniándome, persiguiéndome por los aeropuertos, aireando de forma falsa detalles de mi vida privada. Es más, me han convertido en escarnio público, han perjudicado mi carrera profesional, me han señalado como una vulgar ladrona. Y entonces no se acordaron de preguntarme siquiera mi opinión, porque sólo les interesaba mi linchamiento público.

– Ya, bueno, pero esos son cosas de la televisión, ya sabe. Aquel era un programa de un perfil determinado, que ya cerró, y ahora la filosofía de la cadena es otra.

– Perdone, ahora más que nunca sus contenidos son agresivos con los personajes de la vida pública. Su oferta no me interesa.

– Pero tenemos propósito de enmienda. Le hemos dado un trabajo a su hijo en la televisión, a pesar de que no tenía experiencia alguna. Primero un reality, ahora un programa de variedades…

– Eso es verdad. Pero yo sigo muy ofendida por todo lo que han dicho desde su canal sobre mi persona, mi carrera, mi familia y mis negocios.

– ¿Y si yo le pago?

– Bueno, eso ya es otra cosa. Pero tendrá que ser mucho dinero, ¿eh?, porque los agravios no fueron pocos.

– Desde luego, desde luego. Lo que acordemos. La cadena está dispuesta a realizar un generoso desembolso. Nuestra audiencia merece disfrutar de su arte, de su talento.

– ¿Ese que antes despreciaron?

– Tanto como despreciar…

– Ya le aviso que no será poco. Aunque en fin, me agrada su disposición de enmendar esta mala relación. No sé, en todo caso, como reaccionará la audiencia ante este giro de la política de su empresa.

– Sobrevalora la inteligencia de los telespectadores, y la memoria. El cinismo nunca pasa de moda. Hacemos como si aquello nunca hubiera pasado y punto. Ahora usté es la estrella y nosotros brillamos a su estela.

– Entonces no hay problema. Ustedes me compensan con un buen cheque, y yo también me olvido. Además, los artistas no tenemos dignidad, tenemos caché.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s