20-N

Permítame romper mi promesa de no hablar más de políticos, señora, haciendo un brevísimo comentario acerca de las próximas elecciones generales. Tan escueto que se resume en un “está todo el pescado vendido”. Tan suncito como decir que “está siendo la campaña más coñazo de la historia”. Tan simple como un “el resultado parece inevitable”. Y por mucho que se adorne, que se debata, que se especule, que se investigue, que se aireen miserias, la cosa parece muy decidida. Pena de democracia cuando se la trampea de esta manera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s