Ryanair

Mírenlo, todo un ejemplo de buenas formas. Aunque es irlandés, yo estoy seguro que el consejero delegado de Ryanair es descendiente casi directo de Long John Silver. Las prácticas de su compañía me lo confirman cada poco. Al igual que los piratas del Caribe, aceptan a llevarte en sus aviones a cambio de un muy módico precio. Claro está, hay otras muchas cosas y riesgos que te ocultan, pero que te acabarán haciendo saber a su manera. Hacinan a sus pasajeros como harían los corsarios en las bodegas de sus galeones, porque donde caben doscientos pueden caber doscientos cincuenta. Para ahorrar costes, te hacen embarcar por la pista y no a través de los fingers de los aeropuertos, así llueva como esté soplando un huracán. Sus horarios son estimativos, porque la franja de retrasos puede ir desde la hora hasta las seis horas, y siempre la culpa es de otro, nunca de los fletantes del avión. Durante la travesía, intentarán venderte todo tipo de baratijas, aunque ello implique una constante molestia a los pasajeros que intentan echar una cabezada. Cualquier descuido en la emisión de tarjetas de embarque o un exceso de algunos cientos de gramos desencadenará sobrecostes al viaje. Y así, suma y sigue hasta el infinito y más allá.

A través de un modelo de negocio muy discutible, basado en ocasiones en el chantaje a las administraciones públicas para la subvención de según qué destinos y así engordar los beneficios, Michael O’Leary y sus secuaces han engordado el cerdo hasta hacerlo realmente rentable. ¿Lo peor? La miopía feroz de sus competidores, que les permite campar casi sin obstáculos e imponer sus leyes corsarias

Anuncios

5 comments

  1. ELMUNDO.es | Madrid
    Actualizado martes 25/10/2011

    Un B737-800 de Ryanair, con casi 200 personas a bordo, tuvo que regresar el pasado 29 de septiembre al aeropuerto de Stansted porque se desprendió parte de la cinta adhesiva con la que la compañía de bajo coste había sellado una de las ventanillas frontales del avión, provocando un gran ruido dentro del aparato

    Otra más del presunto/probable descendiente de Long John Silver jajaja No había visto esa foto, ¿por qué será que no me sorprende?.

    Un saludo

  2. Gracias por la visita. La devolví gustoso, pero me abrumó el inusitado ejercicio de astucia que exigen tantas adivinanzas. Demasiado mayor para andar resolviendolas, sobre todo cuando sospecho que muchas son de películas novedosas, de esas que ya no gasto. A decir verdad, acercarme a un cine exige un denodado esfuerzo de chantaje y soborno que casi nadie está dispuesto a realizar. Me resisto demasiado a la mediocridad. No, este blog no es un ejemplo válido.

  3. Jajaja no hacía falta que la devolviera usted. De vez en cuando escribo algo también, no se vaya usted a creer que todo es adivinar, aunque ya me han sugerido más de una vez “escriba más y adivine menos”, pero como mi blog es una rubiocracia, pues eso …

    Le entiendo perfectamente en lo de su apatia para acudir al cine y atisbo que es usted bastante positivo, calificando de mediocre lo que probablemente no llegue ni siquiera a eso. Si yo le contara lo que me he encontrado en un cine y encima pagando a precio de master piece. Aún a pesar de ello, sigo yendo, cual personaje homérico jajaja.

    Un saludo.

    ps- de las películas a adivinar, sólo una es actual, dos de los ochenta, una del 56 y otra del 22.

  4. Yo, tras una breve experiencia con Ryanair, simplemente digo que no volveré a volar con ellos a menos que no me quede más remedio.

    Lo que más me preocupa es que otras compañías de bajo coste vayan por la misma línea y copien todo lo malo de Ryanair. Sería tristísimo, pero bueno, a los vuelos de bajo coste le quedan dos telediarios, los mismos que a la inmensa mayoría de los domingueros aéreos que pasarán a ser una anécdota del pasado aplastados por el precio de los combustibles y el fin de las subvenciones a los vuelos.

  5. mientras el turismo sea una industria, habrá subvenciones a los vuelos, y dependeremos de estas compañías acarreguiris que son las low cost, querido Vidimus.
    no obstante, a pesar de renegar con todas mis fuerzas de estos piratas aéreos, lo cierto es que si tuvieran una tarjeta de puntos, yo tendría porrocientos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s