Lo que nadie entiende

En este proceso de analfabetización a marchas forzadas de la televisión contribuyen decididamente programas tan cuestionables como Sálvame, refugio de periodistas, pseudoperiodistas, alcahuetas de peluquería, chulos de piscina, neuróticas y Belén Esteban. Ésta última me dejó patidifuso la pasada semana, cuando le reprochaba a otro “colaborador” (mágico eufemismo para intentar referirse a los que por allí pululan sin oficio ni beneficio alguno) que empleaba “palabras que nadie entiende”. Con nadie se refería, debemos suponer, no a estudiantes de bachillerato o trabajadores con una formación media, sino simplemente a amebas andantes que, como ella, ansían con fruición un marido y una prole a la que llamar a gritos para cenar. Por otro lado, me pregunté si el léxico empleado adolecía de matices técnicos o semióticos ajenos al conocimiento del común de los mortales, y si Kiko Matamoros había abusado de sus relaciones en la noche para sacarse un cursillo de física cuántica con el que epatar. No sé, señora, ¿usté sabe qué significa la palabra “acrítico”? Ahí se lo dejo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s