Giorno di Pianto

¡Día de llanto y
profundo dolor!
Cuando ya el amor
comenzaba a sonreírme,
el cielo eclipsó 
aquel sueño dorado.
¡Mi atormentado corazón
todo lo ha perdido!
Su repudio
hace más cruel
el atroz dolor.
Tu desprecio, 
Elena mía,
es una dura y terrible
pena 
para mi corazón.

(Escuchando.) 

¿Quién viene? ¡Tiemblo!
Apenas ¡ay de mí! puedo respirar.
¡Es ella!
¡Se dispone a maldecirme!
¡A maldecirme! 
¡A maldecirme!
¡Ah, espantoso terror!
Todo ¡ah! todo me abandona.
¡Gracia, gracia, perdón,
piedad, mi bien, perdón!
Todo ¡ah! todo me abandona. Etc.
¡Menos cruel 
que tu desprecio
me es la muerte!

PD: ¿Y si no se llamase Elena?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s