El mundo piruleta (añadido)

Dejé que transcurriera con su pausa habitual este 25 de julio, sus parsimoniosas y reglamentarias 24 horas, a la espera de que se confirmase la buena nueva. Había tomado forma de rumor en los últimos días, e incluso un diario de tirada nacional se aventuraba a llevarlo a su portada sin sustento alguno, tan sólo basado en corazonadas voluntariosas. La buena nueva iba a ser que el Códice Calixtino, una obra del siglo XII de valor incalculable y robado con ofensiva facilidad del archivo catedralicio, sería devuelto bajo secreto de confesión. Porque el hurto, en el fondo, pretendía denunciar la falta de condiciones de seguridad de este incunable. Y sería el Día de Santiago Apóstol cuando este ladrón de santos principios reintegraría la pieza. De nuevo, el magnetismo del mundo piruleta haciendo estragos entre la curia y la ciudadanía compostelana más pazguata. Porque como se puede imaginar, señora, del Códice no se ha visto ni la portada. No es que me alegre, porque la pérdida de un patrimonio cultural como ese nunca es noticia para celebrar, pero al menos me satisface ver que el mundo sigue girando en la dirección que yo conocía, por mucho que un puñado de personas sigan mirando al poniente a ver si sale el sol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s