Me enfado, de nuevo

Ora por unos motivos, ora por otros. Pero sigo con la cara torcida, por más que en este fin de semana me he reencontrado con buenos amigos en un mágico recital de Elina Garanca. Algunas cosas no se curan con cantos de sirenas. Y ahora lo estoy por una insistente imparidad, y que fracasa constantemente en ser remediada por incomparecencias ajenas. Me canso de brindar conmigo mismo. Me agota tejer el futuro sin saber la talla adecuada del modelo.  Y por encima de todo, me jode recibir indiferencia cuando pongo interés en algo. Y de regalo, aires de cambios. Otra vez. O no. Tengo un presentimiento: este año me tiene reservadas sorpresas. Mi temor es que no sé si serán buenas o malas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s