Placeres

Le voy a hablar de placeres, señora. De uno consistente en levantarse por la mañana, arrellanarse en el sofá con la Tercera de Brahms de fondo, taparse con una mantita y echar mano de un libro. Y así dejar que llegue el mediodía, hacer una leve pausa para el almuerzo, tomarse el descanso de la siesta y retomar la lectura al calor de las sonatas para piano de Mozart. Un día, y otro, y otro. Hmmm…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s