Lluvia lejana

La que cae en Andalucía y que previsiblemente pasará por agua el Jueves Santo. Me invade cierta desazón, sobre todo por los amigos y hermanos de esa hermandad de Jesús Caído en la Villa ayamontina. La Amargura probablemente no paseará por las calles de su barrio, ni irá al encuentro de la Ribera, ni sentirá el hombro de todos los que la llevan de regreso a su Parroquia del Salvador alrededor de las dos de la madrugada, instantes antes de que “el Viejo” salga de su capilla para quedar en manos de su pueblo. Este año, Padre Jesús no recibirá en el Socorro, sino que tendrá que girar visita al corazón villorro para saludar a la señora que salió del taller de José Vázquez. Son instantes de emoción y pasión que no se vivirán en 2011, y que por tanto se perderán en el limbo de los momentos que nunca llegaron a ocurrir. Un duro y amargo castigo para las cientos de personas que trabajan para ese día del año en que pueden exhibir a la virgen. Y éste al final no llega. Vaya a todos ellos un enorme abrazo de comprensión y ánimo, para que vuelvan a desvivirse otros 364, hasta que la Puerta del Perdón vuelva a abrirse con una cruz de guía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s