Desenchufar

Marcho dos días de retiro a la Costa da Morte. Necesito alejarme de la civilización, desenchufarme de la realidad y respirar lluvia y tierra mojada más allá de la piedra compostelana. Busco una ventana desde la que contemplar el batir de las olas del mar en el rocoso litoral de la comarca de Bergantiños, y perderme en la lectura con la luz que se escapa de las grises nubes de este finis terrae. Los urbanitas también deseamos, de vez en cuando, encontrar un cierto remanso de paz. Y si encima resulta que quedo sin cobertura, me aproximaré a la perfección soñada. Por una vez, deseo que llueva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s