Wikileaks

Julian Assange, con su cofre de secretos robados a los servicios de inteligencia americanos, llegó a nuestras vidas con halo de salvador, de redentor de nuestras conciencias ignorantes, luz clarividente para la oscuridad del mundo en que vivimos. Y puso de moda el verbo filtrar. Los sesudos directores de los medios a los que regaló (no consta que pagaran por esa información) los detalles escabrosos de la diplomacia yanki justificaban el valor de aquellas confidencias porque el periodista tiene el deber de revelar todo aquello que el poder esconde. Hubo mucho jaleo, infinidad de comentarios en las redes sociales y las noticias de las webs de los citados periódicos (lo mala que es la derecha, lo fascista que era Bush, ya saben, lo habitual).

Pero a la hora de la verdad, cuando se comprueba en las auditorías de venta de ejemplares (que no nos engañemos, es de lo que vive la empresa informativa), resulta que el soporte español que recogió las “wikilikadas”, esto es, El País, resulta que no registró una subida en sus resultados, sino un leve descenso en la edición madrileña, más abrupto en las comunidades de la periferia ibérica. ¿Quiere esto decir que hicieron mal su trabajo los profesionales de este periódico? En absoluto. ¿Que no era de interés lo que publicaron? Quién sabe. Sólo se me ocurren dos opciones. O que vivimos en una sociedad anestesiada incapaz de valorar las noticias de calado que le pasan por delante, o que quizás aquello no era para tanto, y convertir el chascarrillo en escándalo no siempre engatusa a los ciudadanos lo suficiente como para pagar 1.20 euros.

Y me apuesto lo siguiente: un programa de tv en franja de máxima audiencia, con expertos internacionales, analizando los cables de Wikileaks, con testimonios de primera mano, contextualizando su valor, no es capaz de alcanzar ni la mitad de share que Salvame Deluxe un viernes. Fíjese, señora, si lo tenían claro algunos, que ni siquiera Cuatro, propiedad todavía de Prisa (editora de El País) en aquellos meses tuvo valor de hacer un programa así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s