Promesas

Esto va de ópera, aviso. Pero seré muy breve, que la parroquia se aburre, señora. Ni siquiera se molesta en leer para ver si aprende un poquito o le entra el gusanillo. No les culpo, porque con mis pasiones me vuelvo un poco pesadete. Apenas quiero mencionar a un tenor tinerfeño de 40 añazos y que, ahí donde lo ven, es una de las más prometedoras promesas de la lírica española para esta década. Jorge de León es un talento tardío, descubierto por Giancarlo del Monaco para el “Andrea Chenier” del Teatro Real de la pasada temporada, y catapultado a la fama a su pesar por Marcelo Álvarez: sus constantes cancelaciones y espantadas le abrieron el camino para debutar en el coso madrileño. Ahora viene de cantar el Radamés en Valencia, también aprovechando la torpeza del divo argentino.

Tiene defectos, y nadie se los niega. Que si frasea de forma regulera, que si a veces el centro no es del todo nítido, que si la afinación en ocasiones es dudosa… Pero como me dijo otro tenor amigo suyo, “todo eso es verdad, pero cuando suelta un si bemol sientes que te dan una patada en el pecho”. Y ese es su enorme valor, un timbre luminoso, una voz firme como muy pocas en el agudo, amplia, poderosa, que necesita pulir y, como se ha escuchado en Valencia, está puliendo con el paso de los meses. Cuelgo una noticia de su Chenier madrileño, donde se ven sus bondades canoras y sus lagunas, algunas de las cuales ya está enmendando (según me consta).  Si tiene ocasión de verle cantar, señora, no lo dude.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s