Se acabó

El año, digo. Tire a la basura todos los deseos formulados hace doce meses y no cumplidos a día de hoy, que tiene que hacer hueco a las esperanzas para 2011, señora, esas que va a reciclar el próximo 31 de diciembre por incomparecencia. Visto lo visto, sería frívolo desear paz, amor y demás buenos sentimientos de película de Capra. Yo me conformo con quedarme como estoy un año más. O dos. Será señal de prosperidad. Y si a usté no le importa, seguiré por aquí con los chascarrillos. A fin de cuentas, en algo hay que emplear el tiempo.

Yo me echaría a dormir hasta mañana por la mañana…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s