Volare

Yo he cantado muy bien. No el individuo que suplanta mi nombre y se esconde bajo mi tierna y cómplice mirada de mito del swing, sino yo, Dean Martin. He tenido un sentido del ritmo, de la melodía, del espectáculo, únicos. Era capaz de hacerme el borracho en escena, cantar con un cigarro en una mano y la copa de whisky con hielo en la otra, aparentar ser patoso al tiempo que ingenioso, pero sin perder el charme, el encanto que solo las leyendas como yo hemos tenido. Vengo de familia italiana, y aprendí este idioma antes incluso que el inglés. Sumado a esta prodigiosa voz de crooner, grave pero armónica, aterciopelada cuando quería enternecer a las mujeres, me ha permitido cantar junto a Sinatra y no salir enrojecido por la comparación. Incluso importé la canzone hasta estos Estados Unidos, tierra de la oportunidad, donde construí mi estrella una vez que me “abandonó” Jerry Lewis porque pensaba que le hacía sombra por ser, obejtivamente, más atractivo que él. Tan bien canté que les brindo aquí lo mejor de mi repertorio. Si no sonríen con mi música, es que no tienen remedio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s