Perseguir e insistir

No se crea, señora, no siempre es cuestión de dejarse arrastrar por la corriente de los acontecimientos. A veces, vencer esa inercia que nos lleva a su antojo hacia el camino fácil es mucho más satisfactorio que esperar la calma al final del cauce del río. No nos daremos por vencidos, ni nos rendiremos, téngalo por seguro. There’s no mountain high enough, que cantaba Marvin Gaye. Qué bien cantaba ese tipo, por cierto.

A todo esto, el libro de Ameixeiras es un poco bluf. Dígale a su hija que se lo ahorre y se tire de cabeza a la literatura de suburbios de Irvine Welsh.

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s