Voces

Qué cuesta arriba es a veces confrontar el pasado! El silencio siempre nos da la razón, aplaude nuestros razonamientos y bendice gestos y acciones. Qué poco coraja tiene a veces para plantarnos cara y enseñarnos la realidad. Y donde digo silencio digo soledad. Por eso, los ecos del pasado invaden sin esperarlo nuestra existencia y rompen la quietud para que caigamos de nuestra nube y pongamos los pies en el suelo. Apenas un deseo para mi porvenir: que los lejanos ecos pasados sean cercanas voces futuras. Tanta distancia acaba por distorsionar el sonido.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s