Exotismos

Está el día productivo, señora. Leo en el periódico que Oliver Stone, antaño director de cine, anda realizándole otro documental hagiográfico al bueno de Evo Morales, el cocalerito a rayas que manda en Bolivia y está procurando la miseria y el caos a su país. Suele pasar cuando el populismo cala entre los analfabetos (casi siempre como reacción a los abusos y la corrupción de las élites gobernantes) y se hace con el control de un estado. A lo que iba. El tal Stone ya le hizo una mandanga así a Castro, y le salió su docusoap "Comandante", en la que el amigo Fidel narra cómo mantiene a su islita en mitad del Caribe casi como la aldea de Asterix, rodeada de americanos pero pura de espíritu y capitalismo. Otra cosa es que la economía nacional se base en el turismo de capital extranjero. Pero para disquisiciones politico-económicas no está el bueno de Castro. Estar, estar, está para poco, chandal incluido. Si la memoria no me falla, Stone también ha contactado con Hugo Chavez, "el gran gorila rojo" venezolano, para hacerle otro documentalito simpático con el que retratar a este acrisolado demócrata. No sabemos si reflejará cómo intentó dar un golpe de estado antes de ganar unas elecciones. ¿Hitler no lo hizo al revés? No sé si para ciertos americanos descreídos de las políticas de la Administración Bush este tipo de gobernantes causan curiosidad. Igual son como los cerdos vietnamitas (esto no es un comentario racista, me refiero a los animalitos esos de compañía, no a personas, señora, que mal pensada es usté siempre!) o las iguanas gigantes de Tierra del Fuego, que tienen un punto exótico. Este tipo de reacciones en según que norteamericanos son, sin duda, fruto de la beligerante política de confrontación de su inimitable presidente saliente, W. Bush (a quien Stone dedicó una cinta paródica y muy crítica). Un ex alcohólico en la Casa Blanca y que se ahoga con una galleta no debe ser difícil de sonrojar. Pero por otra parte, igual hay una explicación más sencilla a todo esto, y es que Stone disfruta con provocar, con ser un "enfant terrible" de Hollywood con sus biopics de estos pintorescos dictatorzuelos. O más simple aun, que está loco de remate tras filmar "JFK", "Nixon" y "Platoon" y no sabe en qué dedicar el tiempo. Me gusta pensar que es la primera opción, y que con Obama se pondrá fin a esta propaganda injustificada de gobernantes bananeros. Menos promulgar socialismo y más derechos humanos, señores mios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s