Explicaciones

El PSOE ha anunciado que reclamará la comparecencia en el Congreso del Consejo General del Poder Judicial, para que dé explicaciones por la suavísima sanción impuesta al juez Tirado, responsable de que el asesino de la niña Mariluz anduviese suelto cuando perpetró la canallada y no en la cárcel cumpliendo otra sentencia previa. Es difícil hacer ningún tipo de apreciaciones cuando la situación remite a un caso que conmovió a la sociedad española. Pero si somos capaces de abstraernos y mirarlo en frío, resulta que el Legislativo le está pidiendo explicaciones al Judicial, que en teoría debería ser independiente. Claro que, por otra parte, ese CGPJ no está sino nombrado a dedo por el Gobierno y los partidos políticos, por lo que a fin de cuentas tenemos una justicia politizada. Afirmaciones como ésta son las que trufan los argumentarios de los proetarras (y sin el pro) para defenderse, y gritar a quien quiera oírles que son víctimas políticas de una justicia parcial y manipulada. Claro que el juez merece una sanción, pero no creo que se le vaya a incrementar convocando a los representantes de la judicatura al Congreso para que den explicaciones. Los mecanismos de la ley, que aquí fallaron dejando en la calle a un violador pederasta y asesino, son o deben ser suficientes como para evitar injerencias de un Poder sobre otro. ¿Recordamos a Montesquieu? Si el CGPJ se escuda en que las sanciones contempladas en su reglamento (que aprueba el Congreso) permiten esa laxitud a la hora de castigar a un juez que actuó negligentemente, los partidos deben endurecerlas y así no habrá interpretaciones débiles ni laxas.

Pero por encima de todo, el Estado, esto es, el Ejecutivo, debería replantearse algunas de sus políticas. Quizás con algo menos de cheques-bebé para las parturientas y 400 euros para el consumo, que no dejan de ser subsidios y subvenciones de enorme tufo electoralista (gobierne quien gobierne), bien podría mejorarse la Justicia. Porque en el germen del Estado Social y de Derecho en el que vivimos, copiando el modelo alemán, tiene en la igualdad efectiva entre sus ciudadanos una de sus piedras angulares. Y ésta no se limita a garantizar servicios asistenciales como la sanidad, la educación o la atención a los mayores, sino también a disfrutar de la aplicación y ejecución de la Justicia, cuando a ésta se la necesita. Seguramente el Ejecutivo tendría mucho más que decir en este follón con los jueces, si no estuviera ahora negociando en la cueva de Alí Babá la nueva financiación autonómica. Y de los cuarenta ladrones, hay media docena de Cataluña. Son golosos, señora, son golosos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s