Canciones no navideñas

No encontrará de eso aquí, señora, ni tan siquiera por cortesía ni tradición. Las costumbres navideñas calientan mi chimenea, y producen un humo negrísimo y tóxico. Vivo con el calendario vuelto del revés, y mis altavoces escupen sonidos que me trasladen a otras fechas y momentos. Por ejemplo, unas estrofas del Robe:

"Busco como el agua una bajada y me dejo caer
derechito hasta tus pies.
Juntos somos como cataratas puestas del revés
y volver p’arriba otra vez..
Monto de bajada en tu mirada y me dejo llevar.
Y por delante y por detrás
no queda en pie ni una regla que no podamos saltar,
ni límite por atravesar"

Las dos últimas líneas son máximas existenciales de los inconformistas y rebeldes con o sin causa. Todos deberíamos santiguarnos al cantarlas. Qué me joden estas fiestas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s