Sinfonía transgresiva

Oigo y reoigo el nuevo disco de Extremoduro, "La ley innata". El título es, como de costumbre, lo de menos. En su estilo, en su concepto, en su desarrollo, diría que es la actualización del "Pedrá", uno de mis favoritos de todos los tiempos del Robe y sus compadres. En lo que este le aventaja, a años luz, es en la pulcritud del sonido, en la riqueza de un rock que en España no se hace, por momentos sinfónico, a ratos Triana, a ratos el Extremo de siempre. Seis temas, porque Iniesta no necesita más para cantar lo que le pasa por la cabeza, muy serios, muy trabajados, justificando todos y cada uno de los más de cinco años que llevaba de silencio creativo. Puede que sea su proyecto más personal. Y si miramos atrás, después de sacarse de las entrañas la "Pedrá" pergeñó el "Agila", una de las cumbres rockeras de nuestro país. Esperemos que la evolución del Robe sea similar a entonces, y su siguiente disco "convencional" vuelva a lo que nos tiene acostumbrados, porque lo que es seguro es que todos sus fans queremos nuevos estribillos, nuevos gritos desgarrados de su poesía urbana y desgarbada. Nos gustan los experimentos del patriarca de los rockeros patrios (con permiso de Rosendo), pero nos gustan aun más sus desvelos en forma de canciones. De cualquier modo, esta "Ley Innata" tiene mucho de pequeña joya y poco de improvisación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s