Se le fue de las manos…

Esto de darle al Papa una guitarra del Chikilicuatre ya me parece irse un poco de madre. En humor está "casi" todo permitido, pero hay una tímida raya entre lo aceptable y lo ridículo. Al Buenafuente, un tío salao, y al energúmeno ese que tiene de "Follonero", que va de gracioso pasándose tres pueblos, se les está yendo de las manos una gracia que es sana como la del Rodolfo, pero que algunos se encargan de mancillar con estos gestos absurdos. No niego la libertad de expresión u opinión para gastar una broma, ni de lejos. Pido solo un poco de mesura, porque el todo vale no es propio de sociedades civilizadas. Y en el fondo me da igual que sea el Papa, el presidente de Burundi (si es que tiene) o la portera del piso de enfrente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s