Una frase prestada

No se vaya a creer usté, señora, que todo lo que aquí escribe el Quillo son
ocurrencias propias. Muchas sí, pero otras, como la frase que fundamenta este
post, son prestadas. Esta es de una amiga reciente, un auténtico hallazgo al que
le deseo innumerables éxitos en sus variopintas tareas actuales, durante una
charla. Me definió sucintamente el amor como "besar y follar, a partes iguales".
Ahí es nada. Me dio una envidia tremenda, porque es de esas máximas vitales que
poner en tu epitafio, y con ese ego tan vanidoso del Quillo, le hubiese gustado
haberla parido él. Pero es de la chica de los suministros, y a nadie más que a
ella pertenece. Son solo seis palabras, con un primer vistazo soez, porque
"follar" siempre suena mal. Como si en "El Buscón" de Quevedo no apareciese
"hideputa" en innumerables pasajes y ello hiciera del autor un deslenguado, de
verdad. Otro día desmitificamos el insulto, que hoy estoy con temas
serios.
 
Besar y follar. Me gustó porque reconoce que en el amor hay una parte
determinante de sexo. Ojo, que hay gente tan "Amo a Laura" que esperará hasta el
matrimonio y para los que el misionero no tocará hasta que se plantee el
proyecto vital de tener niños. Lo que se pierden. Allá ellos. El amor sin sexo
está abocado al fracaso o a la rutina. O a las putas. Los enamorados ya no van
bajo el alfeizar a rondar a su morena, guitarra en mano, cual tuno. Ahora tocan
la bandurria pensando en su amada, pero esto debe entenderse por el lado no
literal de la expresión. Me gusta la frase en cuestión porque da al sexo el
valor que realmente tiene, que no es nada sagrado ni inmaterial. El sexo es una
actividad como otra cualquiera de la vida, normal, incluso vulgar, con un
puntito mecánico si alguno de los dos (cuando hay mas de dos, me temo que la
mecánica desaparece en beneficio de la creatividad) no consume cine intelectual.
Bajarnos los pantalones no nos hace ni mejores ni peores, no nos hace ser unos
viciosos ni unos pervertidos, sino seres humanos fieles a sus instintos, gustos
y, si me apuras (en algunos casos), necesidades. Fin de la película, señora, no
le de más vueltas.
 
Pero luego está lo de besar. Y aquí sí hay que interpretar, como en el
análisis jurídico. Darle dos besos a una churri que conoces una noche y a la que
al rato estás desabrochando no me parece que sea dar cumplimiento a la frase en
cuestión. Besar es el toque sentimental, el contrapunto al acto primario del
sexo, lo que hace que éste consiga su valor añadido y, por tanto, sea aun más
placentero de lo que es. Es como comprarse la versión básica de un coche
utilitario de mierda para andar por la ciudad, o el deportivo de tus sueños con
el motor más desarrollado y más extras que una película de chinos. Los dos
coches corren, pero uno proporciona satisfacción, y el otro apenas sensación de
utilidad. Quiero que esta reflexión no se interprete de modo sexista, es decir,
que todo lo que puedo poner aquí en boca de un chico es perfectamente aplicable
a una chica. Unos y otros estamos plenamente equiparados para besar y follar por
separado, o a partes iguales.
 
Y debe ser ahí, en los aficionados a la separación de poderes o a los que
los unen bajo un mismo techo, en donde radica la diferenciación de las personas
y su consideración del hecho de las parejas. Están los solteros empedernidos que
siempre lo serán por convencimiento, que nunca mezclan trabajo con placer ni
tinto con casera, que no son ni de deportivo ni de utilitario, sino todo lo
contrario, y a los que la vida les da cuantiosos placeres. Y están los
enamoradizos, los que llevan años ahorrando para el deportivo de llantas de
titanio y 240 CV, acabados en cuero y suspensión de competición, tan sólo
esperando pasar por delante del concesionario y tirar de chequera. Y como la
vida no es ni de blancos ni de negros, estamos los de gris (es que si digo los
grises me van a recordar donde trabajo, y va a sonar fatal), que nos gusta el
luto o el blanco en función del mirlo o el cambio de estación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s