Aberraciones musicales

No quepo en mi de susto. Hacía tiempo que mi sentido de la vergüenza ajena no se escandalizaba tanto. Lo del recopilatorio de Dover no tiene palabras ni calificativos posibles. El disco de remezclas de sus canciones antiguas, aquellas para greñudos vestidos de negro que se vendían en los estantes de rock de las tiendas, demuestra que Amparito y Cristina han perdido todo sentido común. A ratos quieren ser los Cardigans, a ratos quieren ser Alaska, a ratos quieren ser Technotronic… y con tanto querer ser uno acaba no siendo nada. ¿Qué les puede esperar a las Llanos? Pues mientras exista esa peste que son los 40 Principales y el Pop no se prohiba como causa de infarto cerebral, tendrán aliento en discotecas y demás. Otra cosa es que sus antiguos fans ahora se cambien de acera si tropiezan con su nuevo look fashion y quemen sus discos para olvidar que jamás existieron, porque la comparación entre pasado y presente raya con la alta traición. ¿Se imaginan el Smoke in the Water reversionado con sintetizador, ecos y reverberaciones? ¿A que les da grima? Pues eso es lo que han perpetrado estas buenas niñas de Dios… ¿Que las nuevas canciones suenan algo mejor? Hombre, sólo faltaba que cuando uno compone algo ex profeso le salga aun peor que cuando reconvierte una pieza original. Aun así, sospechen mal de quien les regale el disco de Dover por Navidad. Si dice que les quiere, les miente como un bellaco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s