La Liga Anti-Chao

Anti-Juana Chaos no, Anti-Chao. Me rebelo. No soporto esa fórmula de despedida. Chao. Parece que estuviéramos en un culebrón venezolano de la Caterine Furlop y Carlos Mata en los años noventa. No señora, no. Para despedirse uno dice adiós, hasta luego, nos vemos, que te vaya bien, cuidate, ahí os quedais, saluda a tu madre y tu hermana, ojito con lo que haces, vete por la sombra que los bombones al sol se derriten, ay si yo te pillara y no con el coche, te llevaría a casa pero mi novia se enfada o cualquiera de las múltiples variables. Pero no con chao. Es más, fruto de que se haya convertido en la muletilla de TODA LA HUMANIDAD que habita en España (incluidos los galegofalantes, que han hecho suya tan bella expresión), yo me he obligado a no decirlo. Es como aquel personaje de "Silencio Roto" que se acostumbra a decir "cago en Judas" para no blasfemar y recibir palizas de la Guardia Civil franquista. Pues yo casi igual. Y por ello, invito a todos aquellos que renieguen de los convencionalismos para recuperar las despedidas de toda la santa vida, sin injerencias del exterior que nos homogeinizan como si fueramos un rebaño de cabras. Ellas dicen "beeeeee". Aquí decimos "chao".
 
¿Acaso adiós no es correcto? ¿O somos tan tontos que al decir "chao" pensamos que nos internacionalizamos por aquello de que supuestamente eso viene del italiano "ciao"? ¿Dicen "adiós" los italianos? ¿Dicen "chao" los franceses? ¿Quién introdujo esta habla tóxica en nuestros usos lingüísticos coloquiales? Esto merece una comisión de investigación y no el 11-M, señora, le doy la razón. Sobre todo porque me da la impresión que nuestra lengua se empobrece. No la que recojen los libros de eruditos e intelectuales, ni siquiera la que jalona los sesudos artículos y editoriales de la prensa. Me refiero a la lengua hablada. El español es un idioma riquísimo, con variantes a una y otra orilla del charco atlántico. Y si en Iberoamérica es el inglés el que está deturpando (el verbo es espantoso, pero es un sentido homenaje a algunos nacionalistas gallegos que se sienten víctimas de un complot quevedesco-cervantino para la imposición del español) la lengua, aquí es la podredumbre cultural de la sociedad la que va a acabar con ella. Sin exagerar, a este ritmo podremos entendernos a gruñidos. Es lo próximo, de verdad. A mi me cuesta incluso leer algunos sms. Lo siguiente es cambiar el "xq" o el "xa" por un ruidito. Y ya lo tenemos, hemos vuelto al Neolítico, como unos campeones. Involución al poder. Por eso yo no digo "chao". No, no y no. Adiós. Es más, prefiero plurinacionalizarme y proferir "agur" o "adeu". O el más castizo "ea, con Dios". Todo menos "chao". Le sea leve, señora!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s