Viaje sentimental

Llegué a casa algo pronto. A eso de las 4 de la mañana, e incluso algo sobrio. Y después de despachar un buen rato a gusto con Andrea al otro lado del charco, me dio por rescatar obras pasadas. Y entre ellas, un libro de canciones que regalé una vez. Qué canciones. Cuántos recuerdos juntos. Qué emociones revividas. Algunas con sabor a Madrid, otras con el sello compostelano, ese que me ha marcado para siempre. Pero por encima de procedencias, unas sensaciones y otras me han enseñado una cosa: que he sabido ser feliz, y que guardo momentos imborrables. Quizás no sean los suficientes para morirse en paz, pero sí los necesarios para poder enarbolar el tópico de que "cualquier tiempo pasado fue mejor". "Y sin embargo", aquí seguimos, empeñados en mascar "pan duro" por más que haya "frialdades" a las que nunca uno pueda acabar de acostumbrarse. Benditos recuerdos…
 
PD: Menos mal que nos queda la inmortal música. Entre Ronan Keating y Marea despacho mis momentos felices. Y de uno a otro, decenas de canciones con lágrima o sonrisa. Si quereis mortificaros entre mis sentimientos, ya os daré títulos. Por ahora, comenzad por el "Come away with me" de Norah Jones en mitad de una noche oscura iluminada con velas, seguida del "Trouble" de Coldplay, a sorbitos de vino. Cerrad los ojos. Y besad a quien esté con vosotros. Así saben mis recuerdos. Si estás en soledad, estás saboreando mi presente.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s