De Juana, a dieta

Ni dieta de la alcachofa, ni la del carbono, ni nada parecido. Iñaki de Juana Chaos debe patentar la suya, que le tiene delgadito, demasiado para los gustos de la Pasarela Cibeles que ahora comenzará en Madrid, pero se le ve sano. Este señor no es un dietista ni un endocrino titulado. Es un asesino, un terrorista condenado por matar a inocentes. Es miembro de ETA. Brindó con champán cuando España lloraba la muerte de concejales del PP o del PSOE. Y está en huelga de hambre porque quiere que le indulten y no ir más a la cárcel, donde los Tribunales de Justicia le han condenado a pudrirse por no tener cabida en una sociedad de derecho y democrática.
 
Las declaraciones de este despreciable ser han sido recogidas, junto a esa estupenda foto, por el diario británico The Times. Me pregunto qué tal le sentaría a este bicentenario periódico inglés si El Pais, El Mundo o el ABC publicasen una entrevista de un criminal condenado que está chantajeando al insigne Gobierno de Su Majestad La Reina, dándole una capacidad de interlocución que sus manos llenas de sangre le han privado en este país. Aunque a decir verdad, igual de sucias están las conciencias y las almas de los negociadores etarras que dialogaron el "Proceso de paz" con Zapatero.
 
Y De Juana se muestra en imágenes para que la sociedad ¿sienta lástima por su vida? ¿se compadezca? ¿para que el Gobierno ceda a su macabro chantaje? ¿para ascender a los cielos como mártir del aberchalismo vasco? ¿o porque lo que le queda es suplicar con esa cara de asesino la misma piedad que ni él ni sus compañeros de armas tuvieron nunca por los inocentes? Repito, yo le veo sano. Porque alguien enfermo ve perturbada sus facultades mentales y acaba por delirar. Pero De Juana sigue sin arrepentirse por las vidas que arrancó, y se compara a una mujer violada. Viva muestra de que está como una pera, aunque algo delgaducho. Yo le animo. Que siga, que siga, y el largo centenar de etarras encarcelados podría secundarle. Así nos ahorramos el dinero de su comida, y de paso, cuando se mueran, libraremos a esta sociedad de asesinos. Pero el Estado NO debe ceder ante las presiones de gentuza de esta ralea. Aunque está por ver si ZP sabe qué es el Estado y cuáles son sus armas. Que alguien se lo explique.
 
PD: Animo asesino, que dentro de poco te mueres y también sacaremos el champán. Por ti y por todos tus compañeros, y por ti el primero.

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s