Frases

Ultimamente me persigue machaconamente una idea, una situación. ¿Qué pensamiento o que frase me sobrevivirá? Cuando alguien se refiera a un servidor, ¿qué utilizará para dibujarme gráficamente? No sé si me estoy explicando. Leemos libros, escuchamos la radio y la televisión, y se repite insistentemente. Hay un locutor, o un entrevistado, o alguien por la calle, que enriquece su vocabulario y su acerbo cultural refiriéndose a una frase de otra persona, una cita, vamos, o como se dice en inglés, "a quote". Las utilizamos casi sin darnos cuenta. Siempre es la misma mecánica. "Como dijo menganito, patatín patatán". Y nos quedamos tan ancho. Claro está, que ese menganito puede ser un político con laureles en los libros de historia, un actor famoso que murió y sólo nos queda su recuerdo, o con algo de trazo grueso, un torero patán con ínfulas de filósofo urbano pero sin la ESO terminada. ¿Quién no ha dicho nunca "en dos palabras, im-presionante"? Pues eso.
 
¿He dicho yo alguna vez una sola frase interesante u original que merezca que alguien la recuerde y repita en el futuro? ¿Quién ha sido el infeliz que tomó nota de la misma? ¿Debe avisarme para que vaya a la SGAE y la registre como propiedad intelectual? Estas dudas me abruman, claro está, y a la par incluso te condicionan. Creo que te restan frescura. Si te obsesionas, dejarás de actuar con normalidad, y a la que puedas prepararás la frase mágica, como un político, a la espera de que alguien te la cace, la digiera, y diga "merece ser repetida". ¿Será que yo recuerdo a las personas por lo que dicen y no por lo que hacen? ¿Me quedo en las palabras y no en los hechos? ¿Juzgo así y así espero ser juzgado? Pudiera ser.
 
Eso explicaría muchas cosas, como de costumbre en mi vida. Sin ir más lejos, me cuesta más perdonar a quien me dice una judiada que a quien me apuñala por la espalda. Será que eso de mercadear a diario con palabras tiene efectos secundarios perniciosos para una moral decente. Creo que he pagado por limitarme en ocasiones a decir cosas sin llevarlas a la práctica. He pecado de prometer el cielo en la tierra, cuando quizás alguien sólo necesitaba un gesto. Sólo cuando pierdes cosas te das cuenta de cómo de triste y gris es tu personalidad y tu forma de ser. Puedo cambiar. O decirme a mí mismo que la gente que hace y no dice son menos complejos y menos interesantes que los que jugueteamos con palabras para evadir los hechos. A veces no sé cómo soy, ni hasta dónde he llegado. A veces hay que plantarse y configurarse frente al espejo el mapa mental y personal de cada uno. ¿Dorian Gray?
 
Lo último es una reflexión ajena de la que me apropio. Dice mi buen amigo Antoniet que quien habla por boca de los demás es que es incapaz de hablar por la suya propia. Ya ve señora, al bueno del Antoniet le tengo encasquetada una frasecita. Claro está que él se refería a Fernando Sánchez Dragó y aquel programa de libros que tenía los domingos de madrugada, que podía haber valido para escribir "Las mejores 3.500 frases célebres", porque salieron de paseo más de una y mas de dos. Bullen ahora más citas, de mi gente. Las tengo de mis años en el piso, con el pragmático Toni, el irremediablemente pesimista y bohemio Antoniet y el Doctor, siempre con bata blanca. Tampoco me faltan de las compañías compostelanas, desde "Españois fora da Galiza" de algún perjudicado irredento de consumo de ibéricos al "I hate todos vos, fascistas" de resacosas con mal despertar. ¿Somos frases? ¿Podemos ser resumidos así? ¿Ser una frase es acaso mejor que ser mota de polvo o gota de agua en el océano?

5 comments

  1. a mi me abriste los ojos con una de tus frases cuando me dijiste… "Rebeca, antes puta que betica"
    …estare enternamente agradecida..

  2. Parece que las frases que me serán recordadas tienen todas que ver con putas. ¿No se le ocurre a nadie algo mejor? No sé, algo gracioso que dije alguna vez, o una reflexión sesuda que robé de un programa de la tele. Voy fino…

  3. Está claro que es deformación profesional, vivir en un mundo de palabras condiciona. De todos modos no te esfuerces por adivinar qué frase rezará en tu epitafio: la mayoria de la gente que te conoce ahora morirá más o menos cuando tu, a no ser que la bebida te empuje al hoyo antes de tiempo jajajaAdemás, cuando estés criando malvas no sabrás qué dicen de ti ;)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s