Los senos de Ana María

Que Galicia es una región con una identidad marcada dentro del "Spain is different" es una obviedad. Aquí no hay sol, ni toros, ni sevillanas. Bueno, si de la presidenta del Parlamento dependiera sí, que a Lola Villarino le va el flamenco. Pero no deja de haber un sentido provinciano en algunos sectores que deberían propugnar algo más de modernidad, como son los medios de comunicación. Al más puro estilo de la prensa amarilla inglesa, o como habría hecho aquí "El Mundo", paradigma de la bazofia informativa, hicieron de una ciudadana anónima gallega presa injustamente en México un icono, una víctima de un complot que dio con sus tiernos huesos de novia de luna de miel en una cárcel de Cancún. En su pueblo, Arcade (una parroquia relativamente pequeña), se echaron a la calle con más fervor que el 11-M y por la defensa del Estatuto. Y la prensa regional la convirtió en el reclamo perfecto para vender, que en esta profesión es de lo que se trata. Eso de informar es una tontería, ¿no?
 
La buena de Ana María Ríos (que así se llama la moza) fue liberada tras demostrarse su inocencia, regresó a España envuelta en deudas con abogados que no pagó la Embajada (están para otras cosas, véase recepciones con la Preysler) y decidió engordar la cuenta corriente marchando de televisión en televisión, contando su truculenta historia, sobre todo los sórdidos detalles de la detención, las horas de angustia en la cárcel, el sentimiento de abandono, la llegada de su madre desde Galicia para arroparla. Ana Rosa Quintana disfrutó chapoteando como un niño en la vida de Ana María. ¡Qué le ponen a Ana Rosa las miserias de los demás! Igual le da para escribir (o que le escriban) otro libro.
 
La galleguita cayó en el olvido tras la tourné catódica. Y descubrió que lo que le quedaba para seguir en el candelero era enseñar las tetas en Interviú. Curiosa revista ésta. Dos décadas con política, violencia y sexo y ahí sigue, intratable, carne de peluquerías masculinas y bares. En fin, que previo cheque con varios ceros, todo Arcade, Galicia y España vio los encantos ocultos de Ana María, esos que se suponían sólo conocía su marido. Y aquí entran de nuevo los periodicuchos del terruño, escandalizados porque piensan que la peluquera (sí, es peluquera la chica) aprovechó la fama que le granjeó su detención para sacar tajada. Y no vean. La esperpéntica Voz de Galicia ha dedicado páginas completas a entrevistar a paisanas septuagenarias (de esas que luego ridiculizan porque votaban a Fraga) escandalizadas y mofándose del desnudo, persiguieron al marido para que mostrase su dignidad, e incluso a la madre de la susodicha.
 
Y si podía ser peor, lo fue. Porque otro panfleto de mucho cuidado, El Correo Gallego, escurqueteó entre la basura íntima de Ana María y publicó que su marido tenía antecedentes penales (algo que a usted y a mí nos interesa cantidad, ¿verdad señora?), justo en los días previos a que la peluquera de esbeltos pechos fuera a uno de esos infames programas "rosas" en el prime time del fin de semana. Vale, sí, el repugnante "Dolce Vita" (si Fellini levantara la cabeza…). Y esto promete. Porque Correo y Voz parecen envueltos en una espiral desinformativa que sólo busca una cosa: que Ana María se plante y diga "sí, estoy sacando tajada de haberlas pasado putas, ¿qué pasa?", y entonces la sociedad se decepcione, y el fabricado mito de la pobre víctima caiga en el desamparo. O lo que es lo mismo, que quienes la hicieron subir ahora quieren hacerla caer.
 
Con eso y con todo, se rumorea que si la mujer quiere dejar la "pelu" y darse a la tele, que si va a sacar una biografía, que si esto o que si aquello. A mí lo que haga con su vida me da bastante igual, la verdad sea dicha. Si enseña las tetas, se las veo. Y si no, pues tan pancho. Pero el problema que subyace aquí de verdad son los méritos que necesitas para ser famoso. Ya no vale con ser un personaje público (artista, político, literato…). Tienes que dar algo más, como tus trapos sucios o tus bragas. El precio del éxito no es el esfuerzo, sino el escándalo y la inmediatez de su rentabilidad. Malos valores para esta sociedad. Lo próximo será que nos gobierne un "boy" que estuvo en Gran Hermano y que se lió con una de "Operación Triunfo" dentro de "La isla de los famosos", para después enseñar su "miembro" en el Interviú. Qué sociedad nos espera, madre…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s