La p… Navidad

Cuatro letritas cuatro para definir y maldecir a estas ignominiosas fiestas navideñas. Las que usté se imagina señora, sí, así que mejor no las repito que igual hay quien se escandaliza. No soporto la Navidad. Forma parte de esa serie de celebraciones que me han dejado de ilusionar, y que me producen más asco que indiferencia, por esa incitación de la sociedad a los tan manidos buenos deseos y sentimientos en estos días que conmemoran el nacimiento de un tal Jesús (cuya existencia está todavía por demostrar) allá por Belén. Precisamente, en el mismo sitio donde desde su muerte llevan matándose cristianos y musulmanes por controlar un par de colinas y edificios en ruinas. Bien se podía haber ido a parir su madre a Etiopía, leñe, o al mismísimo Congo Belga, que seguro que no se montaba el cisco que se traen israelíes y palestinos.
 
Yo, que de por sí no aguanto a la gente que irradia felicidad las 24 horas, en estas fiestas me vuelvo realmente ajoporro. Aborrezco esa impostura generalizada en la sociedad, que apela al "espíritu navideño" para sonreir por doquier y hacer olvidar que el resto del año no es más cabrona con sus semejantes porque no sabe o porque no puede. Y como no trago hipocresías, y mucho menos impuestas por los convencionalismos de una religión que no practico (y apenas comprendo, las más de las veces), he tomado la firme determinación de huir el próximo año. No necesito de la Navidad para estar con mis familiares (el par que tengo, que tampoco son legión), y por tanto, 2007 va a tener otro color. Me recluiré entre más amigos que también sienten como ajenos los cantos consumistas de Papanoeles y Reyesmagos variopintos, y que se bastan con ellos mismos para ser felices.
 
La Navidad, para quien la quiera, para los inocentes niños que no conocen la cruda realidad de los regalos que reciben, para las ancianitas que van a la Misa de la Natividad y las familias de doscientos miembros que necesitan la excusa navideña para reunirse en torno a una mesa, por más que no se soporten.
 
Lo dicho, reniego de estas fiestas. Todas pa usté, señora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s