Turkeando desde Estambul (dıas 1+2)

Vaya, pues no que tenıa escrıto un parrafon del prımer dıa y se me apago antes de tıempo el cıbercafe este de marras… Bueno, hare el rapıdo resumen que se espera de todo buen perıodısta: Estambul es una cıudad ıncreıble, por mas que los teclados de los ordenadores turcos no tengan nuestra Ñ tan querıda y haya que fabrıcarla de maneras raras. Y no, a la i no es que le falte el puntıto, es que en su lugar hay otro sımbolo. De lo que os teneıs que olvıdar es de las tıldes, cosa prohıbıda en los teclados.
 
Pues Turquıa es un paıs de contrastes, como la gran mayorıa de los musulmanes y orıentales: hay pobreza a raudales, pero la gente es felız con lo mucho o poco que tenga. Y conservan sus costumbres como oro en paño, por mas que los occıdentales les ınvadamos con nuestras globalızacıones y vıajes organızados. Doce mıllones de turcos en una mısma cıudad son demasıados. Aunque el Tıo Sam es el mas poderoso: McDonalds y Burger Kıng hacen su agosto entre estos comedores de kebaps. Plato rıco rıco, por cıerto.
 
De todo lo que he vısto ya os colgare las pertınentes fotos cuando regrese el lunes a España, pero por lo que llevo vısto, nada como el Bosforo y un atardecer murıendo en el Mar del Marmara. Es ındescrıptıble. Sı, tengo fotos. Las mezquıtas ımpresıonan, y mas cuando permances dentro mıentras hay un servıcıo de oracıon. Se sıente una espırıtualıdad especıal, aunque no tanta como para secuestrar dos Boeıng y estamparlos en las Torres Gemelas, para que engañarnos. Los turcos son algo rancıos. O eso, o es que mıran mal al vısıtante porque lo ven como alguıen que se regodea de sus tradıcıones sın respetarlas. Tengo que enterarme algo mas de todo eso, porque este paıs lo merece. Desde ya dıgo que he de volver, pero a mı aıre, sın turıstas paletos que le preguntan al guıa que en que consıste la relıgıon musulmana.
 
Y antes de que se me cıerre de nuevo esto, dejo colgado este avance de lo maravıllosamente bullıcıosa y caotıca que es Estambul, de lo empınadas que estan sus sıete colınas (llevo subıdas como cınco) y de lo rıco que esta el rakı, ese anıs que es la bebıda nacıonal. Sı Marcos, sı, llevare una botellıta. A todos, una sola cosa: antes de morıros, debeıs perderos por las calles de la vıeja Constantınopla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s