Ni Eurovisión

Pues siendo feos, más heavies que la chupa de Alice Cooper y cantando en suomi, los finlandeses han ganado el Festival Europeo de la Canción, a la sazón Eurovisión (mira que tres rimas seguidas más conseguidas!). Además, con autoridad, imponiéndose a los serbios, a la griega y a la madre que los parió a todos, dando a entender que cuando Uribarri desempolvaba aquellas conspiraciones entre los países del Este para votarse entre sí y hundir las aspiraciones de Roza de Ezpaña ("Iuros livin a seeeelebreishon…") eran eso, batallitas de abuelo cebolleta. Pudo ser peor, los culpables de las derrotas de nuestro país en Eurovisión pudieron no estar "ni en desiertos remotos ni en montañas lejanas", como dijo el bueno de Aznar con el 11-M.
 
Con todo, creo que este concurso está algo desvirtuado. El tema está en darle a la audiencia el poder del voto. Usté, señora, recuerde cómo en el año de la Beth, la rubilla rastafari aquella de OT2 (me los sé todos, qué tragedia…), quedó quinto un austríaco que parecía cantar como TopoGigio, sacado de un frenopático, dando saltitos de pervertido sexual y que hablaba de arbolitos y ratones. Además, si estos festivales valen para tomar medida de las tendencias musicales del momento (como creo que sucedió en su día con los Abba, por ejemplo, o Cliff Richards), ¿está Europa entrando en una etapa heavy como nunca habíamos conocido? Siendo así, el año que viene propongo una coalición mágica entre El Koala, Extremoduro y Def con Dos, y nos llevamos el primer premio… y el jarrón del hotel, y las alfombras del camerino, y las sillas del escenario, y a las rubias que pongan de azafata… (Nota del Autor: ¡¡cómo se te ocurre ponerte de rojo!! ¡¡Virgen santa!!)
 
¿Y España? Ah, ahora llego a esto, sí sí. Si alguien pensó en algún momento de la historia reciente que las Ketchup habían muerto tras el Aserejé, pues tenía más razón que un santo. Su casa discográfica, que debe estar tirándose de los pelos cuando después de aquel pelotazo les firmó por dos discos más, ha pergeñado una cosa imposible de oir (y ya no digo de bailar o coreografiar) llamada "Bloody Mary", que fue el hit con el que las hijas del Tomate fueron a Atenas a cantar. Ea. Y se quedaron nuevas. Y nuevos se quedaron también los telespectadores, que les dieron 18 puntos. ¿Parecen muchos? Pues no, porque 12 fueron de Andorra (supongo que tendrán familia allí) y 6 de Albania (que no me explico yo a cuento de qué, pero bueno).
 
En resumen, nuestras niñas no favoritas quedaron en el puesto 21… de 24 posibles. ¡¡Puestazo!! Eso, en el fútbol, te relega al descenso o a jugar la promoción. Así de claro. Pero yo a quien descendía no es ni a las niñas, ni a su discográfica, sino más bien al responsable de TVE que decidió enviar a este póker de muchachitas y no apostar sobre seguro con algún artista de relumbrón. Porque si el festival te importa un bledo, acepto que envíes a jóvenes valores, pero si le das bombo y platillo en todos los programas de tu parrilla y te vuelcas con el invento, al menos pelea dignamente y no con estos sucedáneos de modernidad.
 
Esto, como de costumbre, es culpa de Zapatero. Nuestro insigne presidente debió pensar que con que su Barça ganara la Champions, España tenía suficientes méritos en Europa, y que con enviar cualquier cosa al festival valía. O puede ser que sea una estrategia de la Alianza de Civilizaciones, y piense que arrastrándonos en Eurovisión nos quitamos el sambenito de superpotencia y los islamistas se apiadarán de nosotros en un futuro. Conociendo a ZP, todo es posible, incluso que él mismo viera el bodrio.

2 comments

  1. Yo estaría aburrida pero tú te papaste Eurovisión, majo.
    Como no "la culpa es de Zapatero" ….Veo que sigues escuchando a Federico. Te tiene la cabeza comía. No te hace bien, Jose, no te hace bien.
     
    PD. No es rojo-rojo… es más…tirando a vino…
     
     
     

  2. Pero ¿tinto del país o rioja? ¿O acaso es mas vino sin fermentar? Es que como no lo he podido ver, pues me cuesta hacerme a la idea. Y no, no vi Eurovisión, porque yo NO veo la tele salvo para jugar a la Play (a ver si he enfermado de eso…), sino que me enteré por elmundo.es hoy por la mañana. Y bueno, estoy adentrándome en una cura de desintoxicación de Federico, porque cuando se le cepillen en junio más vale que ya me haya quitado de su influjo. Pero por ahora me veo bien. He ganado peso, incluso. Debo ir al gimnasio. Me lo he propuesto.
     
    PD: Con lo bonito que era el pelo rubio… ay madre… definitivamente, esto no tiene vuelta atrás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s