Breakfast on Pluto

Poca cosa la última película de Neil Jordan. Esto de ejercer de irlandés en todas las facetas de tu vida a veces raya el ridículo. Está más que justificado que se hurgue en la historia para reivindicar las etapas de lucha de un pueblo y retratarlo en una película, como suele hacer Jim Sheridan ("En el nombre del padre", "The boxer"), pero hundirse en la ciénaga para rescatar a una persona anónima cuya trascendencia en el mundo es nula me parece excesivo. Y eso viene a ser "Breakfast on Pluto", la vida de un tal Patrick "Kitten" Braden, transexual de mala vida, hijo no deseado de una sirvienta y un cura en la Irlanda más castigada por el IRA y la ocupación británica.
 
Narrado en unos absurdos capítulos que lo único que consiguen es atropellar la historia, la película no viene a decir nada, salvo que el susodicho personaje estaba como una auténtica regadera y el mundo no estaba hecho para su frívola existencia. ¿Se imaginan que aquí hacemos un biopic de la Veneno, el Risitas o Pozi? ¿No sería grotesco? Pues añádanle a eso una magnífica interpretación de Cillian Murphy, una decente banda sonora y tienen el resultado final. Demasiada estravagancia y demasiada ficción para algo que, según aseguran, está basado en hechos reales. Y por si fuera poco, es bastante peñazo. Prescindible.
Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s