El chungo viajero

Es que me sube desde dentro, me agarrota las meninges y me obceca hasta el límite de pensar: necesito viajar YA. Y en esas ando, trastornado porque unos compañeros se van tres días a Roma desde Santiago por cuatro perras, y yo me quedo aquí, pensando en las Rebajas de El Corte Inglés. Ojo, no es que sea mal plan, pero ya me tengo muy visto el Hipercor de esta ciudad. Me quiero ir a Harrods. O si no, a la tiendecita de al lado de Harrods, o al mercadillo cochino de Petticoat Lane o Portobello a masticar el repugnante fish ‘n chips. ¡Que me quiero ir a Londres, vaya! Me sucede habitualmente lo siguiente: me entran las ganas, entro en Ryanair y localizo billetes por 42 euros (precio real i/v tasas incluidas) y me inunda la sensación de soledad que es viajar uno consigo mismo, y recuerdas que quizás a aquella persona le hubiese gustado venir (y todavía está a tiempo, ojo). Pero como no toca pensar en eso, buscas a otros compañeros de viaje… y no aparece nadie. Con lo que te quedas con las ganas. Y para más inri, te torturas contemplando como un imbecil el mapita del metro londinense, diciéndote "yo estuve en esta estación, y en esta, y en aquella". Nah, estuviste pero no volverás, petardo. Porque te rajas y te pudres en tierra.
 
Así que me tengo que calmar el chungo viajero este que me entra a base de Coca Cola (light), pensando que tengo visita ilustre el lunes (vuelve la cabra loca de los Picos de Europa) y que, si suenan las campanas, alguien de la decena de personas a las que he bombardeado me dirá "voy contigo". Pero ya será tarde, porque don Isidoro me habrá seducido y habré comprado demasiado en la Pasión de Rebajas (cada año son más cursis con las campañas de promoción). Así que mañana cuando pise el suelo de la sección de DVD’s habré de contenerme, porque este 2006 es el año de los milagros (es una cosa que me digo para apagar mi voraz pesimismo, pero no porque tenga indicios), y algo me dice que en enero "come fly with me, let’s fly, let’s fly away"… Sí, es Sinatra. Larga vida a"La Voz", por más que yo sea Dino Martin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s