50 céntimos… + IVA

Hibernada la fiebre de la limpieza en el lóbulo temporal (que es donde mejor está), con dos lavadoras tendidas y el congelador vacío, surge el instinto por la supervivencia alimenticia diversificado en dos ámbitos: llenar la nevera y pagarle a Hacienda. Sí. Hacienda es alimenticia. Sencillamente porque si no tributas, papá Fisco acabará por encontrarte y te quitará el dinero y las ganas de comer. Comencemos por la visita obligada de todo contribuyente (los estudiantes os librais de esto, afortunados vosotros) a ese ente indeterminado llamado Agencia Tributaria. Es el edificio de las ventanillas. Hay catorce. Y tú estás obligado a saber qué tienes que hacer en cada una de ellas. Y si no, pues la has cagado, porque despertarás al monstruo.

Ríanse de la pitón que se ha escapado en Orense (yo creo que la ha robado Baltar para regalársela a Fraga cuando se jubile el viejo…) en comparación con los funcionarios de Hacienda. Creo que en su ADN se les murió el cromosoma de la sonrisa. No hay uno solo agradable. Tienen una carita como de huerfanito sodomizado por el pianista de Parada, y en cuanto que haces dos veces la misma pregunta (véase qué narices es la base imponible, para qué coño vale el impreso 130 o qué base de cotización tienes) cambia de color, como los Gusiluz. Se van encendiendo, paulatiamente, y te ruge, y te llama ignorante, y te dan ganas de clavarle el bolígrafo para rellenar impresos por la oreja. ¡¡Señora, que es usted una jodida funcionaria a la que le pagamos los contribuyentes!! No. Los de Hacienda son una casta superior. Creo que están siempre a la defensiva porque saben que como simpaticen con algún fulanito que vaya por allí, les acabarán tomando por primos y corrigiendo declaraciones cual asesor fiscal. Y eso no, porque les obligaría a cambiar la neurona que les rula para hacer algo más que estampar el sellito de "Recibido". Y eso no, por favor. Dios guarde a los funcionarios.

Cumplimentado (de aquella manera) el deber con Hacienda, el estómago se revuelve. Lleva ocho horas sin comer y toca alimentar al animalito. Ea, vamos al Lidl a por unas cosillas. Debo confesar que, en el espíritu clasista que ocasionalmente me posee, el Lidl me parecía tan sucio o más que el Día, pero la economía de mercado se impone. Es barato y punto. Tanto que los clientes se llevan hasta las cajas de los productos para no pagar bolsas. Y las cajeras… es como el Proyecto Hombre, en serio. A lo que iba. Aparcas (de escándalo, como de costumbre), te diriges a la entrada y ves el carrito. Idea que brota. ¿Tienes 50 céntimos? No. ¿Y ahora? Habrá algún carrito roto que puedas coger, como aquella vez. No. Habrá entonces algún cesto para los que vamos a comprar dos cosas. No. Esto significa… efectivamente. Tendrás que llevar las cosas en los brazos, como los bolivianos estos durante los saqueos de antes de ayer en La Paz (gran paradoja: llamar La Paz a una ciudad en guerra perenne…). Obviamente, has comprado tantas cosas como te caben en los brazos, o sea, que te has dejado media compra para otro día. Asco de Lidl… asco de 50 céntimos… Mejor me vuelvo a casa y me pongo una cervecita, que de eso sí he comprado, of course.

Anuncios

2 comments

  1. Una puntualización:yo soy estudiante y lamentable y extrañamente tengo que declarar a Hacienda la beca y lo que me saco en verano ¿Cómo se come eso? o_0

  2. Dino Consultorio Financiero al aparato:Pues ni idea chica. Son las cosas esas que hacen grande a Hacienda. De cualquier forma, no me parece mala idea, porque la beca es dinero del Estado, y nunca está de más que quede patente que realmente necesitas ese dinero y no te estás lucrando. Créeme que conozco casos de gente que se ha pegado unos viajes padre con sus becas. De vergüenza. No obstante, Hacienda es más el coñazo que otra cosa. (Joder, hasta parece que sé de lo que hablo…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s